Una trifulca entre varias madres en un establecimiento para familias en Huelva acababa el pasado sábado con el local destrozado y al menos seis personas heridas, de entre las que se encuentra un menor.

Artículo relacionado

Todo ocurría el pasado sábado a las 19:30 horas en el New Jungla Cafetería Parque de Diversión familiar en Huelva. Después de que dos niños se insultaran entre ellos en el parque de bolas infantil, se iniciaba una pelea entre las respectivas madres que acababa por involucrar por lo menos a 30 personas. Según lo ha explicado al Diariodehuelva.es Rocío Ramblado, dueña del establecimiento “mientras estaba tomando reserva a una familia vio a dos mujeres que se señalaban con el dedo y que hablaban en un tono más alto, pero uno de los maridos intermedió para poner calma por lo que en principio no le dio mayor importancia”.

Sin embargo el encontronazo acababa desembocando en una pelea en la que ambas mujeres llegaron a tirarse de los pelos gritando. A ellas se unían los maridos y posteriormente transeúntes de la calle que trataron de frenar la desagradable situación. Asimismo, Ramblado asegura que durante la pelea se usaron como arma vasos de vidrio, sillas, mesas, taburetes y las propias patas de las mesas que desencajaron para golpearse entre ellos.

La monumental pelea ocurría en presencia de un total de 13 menores que se encontraban también en el establecimiento y que sufrieron ansiedad ante la violenta escena en la que se vieron involucrados. Por si fuera poco, el hijo de uno de los matrimonios implicados también resultó herido. Finalmente en el local tuvieron que personarse varios agentes de la Policia Nacional, así como ambulancias para socorrer a los heridos.

Ahora los agentes han identificado a “cuatro o cinco madres” gracias al control de cámaras y micrófonos del local y afortunadamente las heridas de los presentes fueron leves. Por su parte, la dueña del local tiene que cuantificar los daños y asegura que le “desmantelaron la cafetería” y que el caso pasará a disposición judicial.

Además, Ramblado compartía un largo comunicado a través de las redes sociales en el que se disculpaba a sus clientes y aseguraba que "realmente creía que se iban a matar allí dentro".

Hace unas semanas otro suceso de la misma gravedad ocurría en Valladolid, cuando unos padres se pelearon por el uso del tobogán del parque en el que se encontraban y uno de ellos tenía que acabar siendo trasladado en el hospital.