Durante estos días de cuarentena, los que eran deportistas -y los que no tanto- han echado mano de su imaginación y su creatividad para seguir haciendo algo de deporte en sus domicilios. Los hay que se han montado su propio gimnasio en casa con bidones o bricks de leche y los que hay que aprovechan los pasillos de su casa para dar paseos arriba y abajo y seguir sumando pasos en sus aplicaciones.

Artículo relacionado

Algunos, claro, tienen algo más de suerte y pueden aprovechar sus terrazas como lugar de ejercicio y cumplir así con la máxima de entrenar al aire libre, que es mucho más saludable y beneficioso. Este ha sido el caso de unos vecinos de Madrid, que han cogido la costumbre de hacerse sus 'carreras' diarias, sin importar el tiempo o su edad. ¡Están que no paran!

Tal es el entusiasmo y velocidad que su rutina ha despertado la curiosidad de todos sus vecinos. Como si fuera un auténtico espectáculo deportivo, un improvisado narrador ha decidido convertir los paseos de estos tres atletas en un fenómeno. Sin que se den cuenta, va locutando cada movimiento y el resultado no puede ser más divertido.

Artículo relacionado

La narración está salpicada de ironía y sentido del humor, con comentarios del tipo “vamos a ver si entra en boxes” o “por el momento, la clasificación de la etapa sigue siendo la misma” o “les contaremos todo en el telediario de la segunda edición”.