Su discreción era tan enorme como su talento y su creatividad. Sus trabajos y colaboraciones se han convertido en parte del imaginario colectivo de numerosas generaciones amantes del cine aunque, desafortunadamente, hasta su fallecimiento muchos no nos habíamos dado cuenta.

Anteponer la fama de sus diseños a la suya propia, deja claro la filosofía de vida de esta brillante mujer, y su amor por su profesión. Este martes 17 de junio nos despertábamos con la triste noticia de la muerte de Yvonne Blake, Presidenta de Honor de la Academia de Cine y figurinista, a los 68 años. Yvonne no conseguía reponerse del ictus que sufrió en 2016, cuando tomó el relevó de Antonio Resines.

Artículo relacionado

Su marcha ha causado un gran aflicción en el mundo de espectáculo. Lo que tampoco deja lugar a dudas es la enorme huella que ha dejado en la retina de los espectadores. Y es que la figurinista nacida en Inglaterra fue la encargada de crear el traje que lució Christopher Reeve en 'Supeman'. No en vano, se trata de un trabajo que ha sido el precedente del vestuario de las películas basadas en los cómics DC y Marvel que nos han bombardeado desde entonces.

Su interpretación fiel del traje ideado por Joe Shuster (creador junto a Jerry Siegel del Hombre de Acero), ayudó a la fascinación que aún sigue causando las aventuras del superhéroe dirigidas por Richard Donner. Aquella película fue una auténtica comunión de talento: desde unos jovencísimos Christopher Reeves y Margot Kidder como los protagonistas, hasta un malvado e histriónico Gene Hackman haciendo de Lex Luthor. Por no hablar del famosísimo 'leitmotiv' compuesto por John Williams. Sin embargo, sin su ceñido traje azul eléctrico, los calzoncillos rojos por encima y su imponente capa roja creados por Yvonne, Superman no hubiera podido hacernos volar con él. Definitivamente, no.

Christopher Reeve como Superman