La Semana Santa de este 2020 está siendo, sin ningún género de dudas, totalmente atípica. La crisis del coronavirus y el estado de alarma, que en principio se extenderá hasta el 26 de abril, ha obligado a suspender todos los actos programados para el público: procesiones, pasos, pasiones vivientes... Sin embargo, hay ciertas tradiciones propias de estas fechas que se pueden seguir manteniendo sin problemas, como por ejemplo, ¡las torrijas!

Las torrijas se han convertido este año en otra manera de agradecerles a los sanitarios y al personal que está en primera línea de batalla contra el COVID-19 todo su esfuerzo y dedicación. Una forma de endulzarles un ratito la jornada en la que tienen que hace frente a tantos casos y tanta presión.

Artículo relacionado

Sin ir más lejos, un grupo de bomberos de Madrid llevaron varias bandejas de este dulce manjar a los hospitales del Clínico y la Concha. Uno de ellos compartía la iniciativa en su cuenta de Twitter con este bonito mensaje y este sincero reconocimiento: “De los bomberos de Vallecas para los héroes sin capa! Ánimo!!”

Bomberos reparten torrijas
@candelas112

Por su parte, una pastelería de Madrid y otra de Sevilla han destinado gran parte de su producción de torrijas a personal sanitario y voluntarios que aportan su grano de arena en esta pandemia. Así, desde La Mallorquina, estaban dispuestos a repartir más de dos mil quinientas unidades de torrijas a centros de mayores, asilos, polideportivos que estén acogiendo a personas sin recursos...

En Sevilla, desde la pastelería La Campana, han preparado cuatro mil unidades para el personal sanitario de los diferentes centros de la ciudad. Seguro que les insuflan energías para poder llevar adelante su tarea con una sonrisa.