Sunny es un precioso perro Golden Retriever de 7 años que vive en la ciudad de Manitou Springs, Colorado. Allí está pasando la cuarentena por la crisis del coronavirus junto a su dueña, Karen Eveleth.

En la casa de al lado vive su vecina Renee Hellman. Tiene más de 65 años, padece una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y vive sola. Debido a su patología, pertenece a un grupo de riesgo y no debe salir a la calle. Por lo tanto, tampoco puede ir al supermercado y hacer la compra.

Artículo relacionado

La solución ha llegado gracias a Sunny, que se ha convertido en el mensajero de estas dos vecinas. Los animales no son portadores del COVID-19, por lo que el contacto de Renne con el perro no implica ningún riesgo para ella.

Perro lleva compra a vecina
@YouTube

Cuando Renne necesita algo, le hace llegar la lista de la compra a través de Sunny, que obedientemente acude a su llamada. Entonces, el perro le lleva la petición de la mujer enferma a su dueña, que se desplaza hasta el supermercado para comprar. Cuando ya tiene los productos en casa, Sunny, de nuevo, se vuelve a encargar del reparto: coge la bolsa con su boca y se la deja en la puerta a la señora Hellmen.

Artículo relacionado

En declaraciones a la cadena de televisión ABC News, Karen asegura que su vecina se siente “muy feliz y agradecida de ver a Sunny todos los días en la entrada de su casa”. La dueña de Sunny la entrenó previamente para que desarrollase esta labor, aunque no fue especialmente difícil, ya que este perro tan listo aprendió a recoger bolsas y zapatos del suelo para dárselos a su dueña, pues padece de algunos problemas en la espalda.