Todo un ‘sex symbol’

Rúrik Gíslason, el futbolista islandés que ha despertado pasiones en el Mundial de Rusia

Tras su incursión en el Mundial, el defensa cuenta con más seguidores en las redes que habitantes en Islandia

1 / 9

1 / 9

Rúrik Gíslason. Conquistados

2 / 9

2.Rúrik Gíslason. Tras el debut de su país

3 / 9

6.Rúrik Gíslason. #sexyrurik

4 / 9

3.Rúrik Gíslason. Carrera como modelo... ¡Y como político!

5 / 9

Rúrik Gíslason. Elecciones parlamentarias

6 / 9

1.Rúrik Gíslason. Más seguidores que habitantes en Islandia

7 / 9

5.Rúrik Gíslason. Centrado en el futbol

8 / 9

Cumpliendo su sueño

Actualizado a

Si el gran descubrimiento de la semana pasada del Mundial de Rusia era el entrenador de Marruecos Hervé Renard, que conquistaba a los telespectadores y era muy comparado con Jaime Lannister de Juego de Tronos, agarraos que vienen curvas.

Esta vez es Rúrik Gíslason quien acapara todos los focos, el futbolista islandés que tras el debut de su país contra Argentina, se encontraba con un alud de seguidores en su perfil de Instagram. Las cifras hablan por si solas: antes del inicio del mundial, contaba con 40.000 seguidores y ahora ya cuenta con más de un millón, que se dice pronto.

Relacionado con esta noticia

El jugador no ha encandilado precisamente por su defensa, sino por su gran atractivo. Sus 1’84 metros de estatura, ojos claros, media melena rubia y cuerpo esculpido se han convertido en los culpables de los suspiros de muchos, que no dudan en dedicarle todo tipo de piropos en las fotos que comparte. Tan grande ha sido el nivel de emoción, que incluso en las redes corre un hasthag en honor suyo, #sexyrurik, basado en el apodo que le puso su compañero Karik Arnasones.

Los seguidores del mundial no son los únicos que se han fijado en la belleza del islandés. De hecho, tal y como se ve en su perfil de Instagram, ha trabajado como modelo en diversas campañas publicitarias. Además, en el año 2016 también tuvo una pequeña incursión en política, presentándose como candidato a las elecciones parlamentarias de Reikiavik al lado del Partido de la Independencia, de centroderecha. Actualmente el futbolista juega en el SV Sandhausen, un equipo alemán que compite en la segunda división de la Bundesliga.

Lo más curioso de todo esto es que ahora sus miles de seguidores triplican la población se su país, donde actualmente están censadas unas 336.460 personas. En cuanto a toda esta repercusión, Gíslason ha tratado de ser discreto y, por supuesto, centrarse en su carrera como futbolista. “Me hace muy feliz que a la gente le guste lo que hago, pero no puedo decir mucho más. En estos momentos, paso mucho menos tiempo en Instagram que antes. Mi único foco es el fútbol y lo único que me importa es jugar bien para Islandia”, declaraba hace unos días.

Y a pesar de que su equipo ya haya sido eliminado del Mundial, puede estar orgulloso porque tanto sus compañeros como él han resultado ser la revelación del año.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?