Rodrigo Rato ha entrado en prisión para cumplir condena por el caso de las tarjetas 'black' de Caja Madrid. El que fuera vicepresidente del Gobierno y presidente del FMI ha pedido perdón a la sociedad española antes de cruzar la puerta de la cárcel madrileña de Soto del Real.

Artículo relacionado

"Acepto mis obligaciones con la sociedad, asumo los errores que haya podido cometer y pido perdón a la sociedad y personas que se hayan podido sentir afectadas y decepcionadas", declaró a la prensa que esperaba su ingreso en prisión, donde tendrá que cumplir una condena de cuatro años y medio.

Pronto, Twitter ha reaccionado y la red social se ha llenado de mensajes y memes. “Con la adquisición de Rodrigo Rato, el PP ya tiene más gente en Soto del real que en el parlamento catalán”, escribía @ElMesuda. Y Tomás Casas se quejaba del “falso perdón”: “Pedir perdón está muy sobrevalorado también, y más si se trata de un perdón falso para quedar bien en público y que le rebajen la condena a un corrupto, como ha hecho Rodrigo Rato".