Podría ser la última

Rodrigo Alves, el "Ken humano", confiesa estar muy arrepentido de su última operación estética

Se sacó cuatro costillas y apenas nota la diferencia

1 / 7

1 / 7

Rodrigo Alves. Una complicada intervención

2 / 7

Rodrigo Alves. El primer hombre en hacérsela

3 / 7

Rodrigo Alves. Arrepentido

4 / 7

ken humano. Dolor por las noches

5 / 7

2.ken humano. Llevaba un corsé

6 / 7

2. rodrigo alves. Fin de las operaciones

Más Sobre...

Operaciones estéticas

22 de abril de 2018, 08:00 | Actualizado a

Parece ser que ya está llegando el calor y Rodrigo Alves, más conocido como el Ken humano, no ha dudado en enseñar palmito por distintas playas del mundo: hace unos días en Marbella y ahora se le ha visto en las playas de Miami con sus atrevidos bañadores.

Aunque parece feliz, el viernes el diario británico ‘Daily Mail’ revelaba que se arrepiente de su última operación. Era en diciembre pasado cuando Alves pasaba por el quirófano para sacarse cuatro costillas en un intento por hacer que su cintura pareciera más pequeña, convirtiéndose a la vez en el primer hombre en someterse a una cirugía de costillas. En un primer momento su intención era sacarse seis, pero los profesionales médicos se negaron a ello por miedo a que la intervención afectara a sus pulmones.

Relacionado con esta noticia

Ahora ha explicado al medio británico que cada noche siente dolor y que, aunque no es mucho, se está obsesionando con él. “Me pregunto en qué estaba pensando”, decía. Y añadía: "Me han dejado dos cicatrices en la espalda, pero lo peor es que no me siento más pequeño que antes".

Y es que después de la intervención, el Ken humano tuvo que usar un corsé que, cuando lleva, sí que deja entrever la diferencia pero cuando se quita, su torso se sigue viendo igual que antes, algo que muchos han constatado en los últimos meses.

Ahora asegura que se arrepiente de haberse sometido a la operación de unos 30.000 euros, así como que no volverá a pasar por el quirófano a menos que necesite el mantenimiento de operaciones anteriores. "No recomiendo que alguien se someta a esta cirugía. Es arriesgado, puede ser peligroso y los resultados solo se ven cuando uso un corsé”, ha sentenciado.

Aún así, estos días ha compartido un sinfín de instantáneas de él en la playa y en uno de sus últimos post decía que está “moreno y feliz”.

Noticias relacionadas

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?