Mariachis, tacos y piñatas

La respuesta al abogado que entró en cólera con unos empleados que hablaban entre ellos español

El estadounidense Aaron Schlossberg insultaba el pasado miércoles a unos camareros latinos y ahora le han organizado una fiesta con mariachis

Más Sobre...

Videos Polémicas de famosos

18 de mayo de 2018, 11:52 | Actualizado a

Una desagradable situación racista vivida el pasado miércoles en un informal restaurante de Manhattan, Nueva York, está dando la vuelta al mundo. Todo empezaba cuando Aaron Schlossberg un abogado estadounidense, entraba en cólera porque los empleados del restaurante hablaban entre ellos en español. Uno de estos grababa la monumental bronca con su móvil y ahora el vídeo se ha viralizado.

“Su personal habla en español a los clientes cuando deberían hablar en inglés", empieza diciéndole al encargado. Pero la cosa se pone peor cuando les dice que esto “es América”. Algunos de los empleados ríen por lo absurda que les parece la situación. "Haré un seguimiento, supongo que no están documentados. Así que mi próxima llamada es a la policía de inmigración para expulsar a cada uno de vosotros de mi país". Y añade: “Si tenéis las pelotas de venir aquí, vivir de mi dinero y yo pago por vuestro bienestar, lo mínimo que podéis hacer es hablarme en inglés”.

Relacionado con esta noticia

Tras la viralización del vídeo, se ha descubierto que este abogado judío hace negocios en su bufete con clientes que hablan inglés, mandarín y también español. Simpatizante de Trump, parece ser que no es la primera vez que ha tenido algún encontronazo xenófobo, algo que en la ciudad de Nueva York, cosmopolita y con un cuarto de su población siendo hispanoparlante, es contraproducente.

Ahora, algunos se han tomado muy enserio lo que pasó y han iniciado diversas campañas que están siendo todo un éxito. Por una parte, alguien llamado Mark Goldberg abría una campaña en gofundme el pasado miércoles con el fin de conseguir 500 dólares para mandar una banda de mariachis a las afueras de su trabajo para así animar al personal y a los abogados de la oficina “después de un día difícil”, cantándoles canciones como “La cucaracha”. Por su sorpresa, en cuestión de horas sobrepasaban la cantidad deseada, llegando a los 1.000 dólares, por lo que los organizadores valoraban enviar también un foodtrack de tacos.

Por otra, se ha organizado para este viernes una fiesta latina ante las oficinas del abogado, en la que a estas horas ya han confirmado su asistencia casi 4.000 personas. “¡Los latinos no somos gente triste y estaremos encantados de educarte en nuestra cultura e idioma a través de una gran fiesta en las afueras de tu oficina!”.

Ya más seria, una petición de change.org pide firmas para que se inhabilite a Schlossberg como abogado y a estás alturas ha conseguido más de 19.000 firmas.

Noticias relacionadas

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?