La ONG Adopta un Abuelo, fundada en 2016, tuvo que cesar sus actividades de acompañamiento a las personas mayores en las residencias pero no ha dejado desatendidos a los ancianos que más lo necesitan.

Obligados a reinventarse, decidieron apostar por la vía telefónica para continuar apoyando a los mayores y hacerles sentir su cercanía con la iniciativa 'Minutos en compañía'.

Artículo relacionado

La Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid fueron de los primeros en adherirse a la idea. Según los datos facilitados por 'Adopta un Abuelo¡, desde que comenzó la campaña, han participado 642 personas mayores, que han sido atendidas por los 759 voluntarios actuales, en más de 6.000 llamadas ymás de 100.000 minutos conversación llenos de esperanza.

"Recibimos más llamadas de abuelitos que están muy solos y en una situación muy difícil, que no tienen familia, son dependientes... Mi cometido, a pesar de la soledad que te cuentan, es que se vayan con una sonrisa y que se sientan escuchados", explica Alberto Cabanes, CEO DE Adopta un abuelo, al portal Uppers.

Artículo relacionado

Personas mayores en residencias

En Madrid, el proyecto está dirigido tanto a los ancianos que viven solos, como a los que están en residencias y no pueden recibir visitas, o a los que se encuentran hospitalizados. El teléfono tiene un horario de atención desde las 10:00 horas hasta las 19:00 horas. Es completamente gratuito y cualquier ciudadano puede inscribirse como voluntario a través de la web de Minutos en Compañía.

En este proyecto han colaborado empresas como Fundación KPMG, Banco Santander, Open Value Foundation, Fundación Telefónica, Nestlé Health Science, Innocent Drinks y Seguros Santalucía, que han donado 80.000 euros para la creación y mantenimiento del centro de llamadas.