Cinquefrondi, apodada como la "ciudad cremallera", es un municipio italiano de casi 6.500 habitantes, a pocos minutos de algunas de las playas más bellas del mar Mediterráneo. Uno de sus principales atractivos ahora mismo es que, durante 6 meses, no se ha registrado ni un solo caso de coronavirus.

Esa ha sido una de las poderosas razones que ha defendido su alcalde para relanzar el turismo –uno de los sectores más afectados por la pandemia– y sacar adelante lo que han denominado como la Operación Belleza.

Artículo relacionado

Esta medida consiste en poner a la venta casas abandonadas por el módico precio de 1 euro, con el fin de atraer a nuevos residentes que se encarguen de reformarlas y, por extensión, darle un aire nuevo al municipio.

El alcalde de Cinquefrondi, Michele Conia, ha dejado claro a CNN la misión y la semilla de esta Operación Belleza: "Recuperar partes degradadas y abandonadas de la ciudad. Crecí en Alemania, donde mis padres habían emigrado, y luego regresé para salvar mi tierra. Demasiada gente ha huido de aquí durante décadas, dejando atrás casas vacías. No podemos sucumbir a la resignación".

Artículo relacionado

Todos aquellos que estén interesados en cambiar de vida, pueden encontrar por un euro viviendas de entre 40 y 50 metros cuadrados, que además tienen balcón, una característica muy solicitada durante la pandemia.

La oferta tiene también letra pequeña ya que, aquellas personas que se aventuren a invertir y construir su futura casa en Cinquefrondi, deben residir al menos tres años y contratar un seguro de hogar de 250 euros anuales. De no cumplir las medidas, se enfrentarían a una multa de 20.000 euros.

Cinquefrondi