La presentadora de Noticias Cuatro Carme Chaparro se ha visto salpicada por una fuerte polémica a causa de una de sus últimas publicaciones en su perfil de Instagram.

Artículo relacionado

Todo empezaba cuando la presentadora compartía la historia de Cooper, el perrito que su hermano rescató de la calle: “Así recogió mi hermano Xavi a Cooper. Abandonado en la calle. A punto de morir. A la sombra de una rueda. Hoy cumple un año en su nueva casa, con Xavi y Nati. Aún necesita varias operaciones (¡qué caras son las cirugías veterinarias!), pero ya es un perro feliz. Mirad su fiesta de cumpleaños 😍😍😍”.

Así recogió mi hermano Xavi a Cooper. Abandonado en la calle. A punto de morir. A la sombra de una rueda. Hoy cumple un año en su nueva casa, con Xavi y Nati. Aún necesita varias operaciones (¡qué caras son las cirugías veterinarias!), pero ya es un perro feliz. Mirad su fiesta de cumpleaños 😍😍😍 EDITO: Para los tres o cuatro veterinarios indignados en la sala: NO es un ataque a vosotros, sino alabanza a todos esos propietarios de perros (o de otras mascotas) que se sacrifican incluso hasta extremos de pedir préstamos, para cuidar y curar a sus animales. Personas mileuristas a las que les cuesta los ahorros de varios años una intervención quirúrgica para su perro. ¿O no es así? Gente que se queda sin vacaciones, por ejemplo, para poder asumir los costes de un veterinario. Eso es amor. Y deberíais entenderlo así. Y seguro que veis un montón de esos casos en consulta. ¿O no? No os estoy llamando aprovechados, o que cobreis más de lo que debéis, ¡madre mía! Por favor, de verdad, ya está bien.

A post shared by Carme Chaparro (@carmechaparro) on

Con la publicación, la presentadora no solo elogiaba la labor de su hermano y de todas esas personas que rescatan a los animales abandonados, sino que además ponía sobre la mesa una cuestión que afecta a muchos propietarios de mascotas: el precio de las cirugías.

Aunque fueron muchos los que aprovecharon para darle la razón a la periodista, tampoco faltaron las criticas y algunos veterinarios se ofendieron con sus palabras, sintiendo que se estaba cuestionando el valor de su trabajo.

Ante toda la polémica, Chaparro decidía tomar cartas sobre el asunto y en la misma publicación explicaba más tarde que en ningún momento pretendía atacar a los profesionales del sector: “NO es un ataque a vosotros, sino alabanza a todos esos propietarios de perros (o de otras mascotas) que se sacrifican incluso hasta extremos de pedir préstamos, para cuidar y curar a sus animales (...) Seguro que veis un montón de esos casos en consulta”. Y añadía: “No os estoy llamando aprovechados, o que cobreis más de lo que debéis, ¡madre mía! Por favor, de verdad, ya está bien”.

Asimismo, su hermano Xavi, propietario del perrito, también daba su opinión: “Esta publicación es de celebración, del cumpleaños de mi Cooper, un perro feliz que cumple un añito, y punto!”. Y añadía: “Pero si de esta publicación solo os habéis quedado con lo de que las cirugías son caras (que lo son, no me quejo de ello y mi hermana tampoco, pero ser lo son) no habéis entendido nada…”