Ken Howart, uno de los artistas contemporáneos más prestigioso de Reino Unido, se llevó una desagradable sorpresa cuando, el pasado domingo, pintaba en la plaza de San Marcos en Venecia. La policía de la ciudad se acercó a él y le hicieron coger sus utensilios de pintura y marcharse. Le expulsaban de la plaza por no tener autorización para desarrollar allí su actividad profesional.

Artículo relacionado

Los agentes de policía no sabían que el hombre al que estaban echando era el famoso pintor Ken Howart, que lleva 50 años viviendo en Venecia. Al artista de 86 años, cuyos cuadros destacan en la ciudad, nunca le habían llamado la atención por pintar en la calle. Massimiliano Bergamo, un amigo del pintor, se mostró indignado y denunció en su Facebook lo sucedido.

“Disculpas en nombre de Venecia a mi amigo Ken y a su mujer Dora Bertolutti, grandes amantes de Venecia que siempre la llevan en el corazón y alrededor del mundo”, decía el hombre en el post publicado en la red social, en el que destaca el prestigio profesional del pintor. Ken Howart es caballero de la Orden del Imperio Británico, ex presidente del New English Art Club y académico real desde 1993.

Il Corriere della Sera de hacía eco de lo sucedido y recogía las declaraciones de Marco Agostini, comandante de la policía municipal de Venecia. Según su versión, los agentes desconocían que el pintor al que se dirigieron era Ken Howart. Sin embargo, según explica Agostini al diario, eso no hubiese cambiado las cosas. “La ley se aplica para todos”, dice en sus declaraciones.