No será hasta la fase 3 del proceso de desescalada cuando se puede disfrutar del ocio nocturno, es decir, que discotecas y pubs pueden volver a abrir sus puertas al público. Eso sí, será bajo unas estrictas medidas de seguridad. El ocio nocturno deberá amoldarse también a la era postCOVID.

Para ello, la Federación de Empresarios de Ocio Nocturno (España de Noche), junto con el Instituto de la Calidad Turística Española (ICTE), ha elaborado una ‘Guía de Medidas de Reducción de Riesgos contra el Covid-19’, destinada a garantizar la seguridad de trabajadores y clientes.

Artículo relacionado

Entre las principales novedades que deberán introducir en este tipo de locales, figuran que las pistas de baile deberán estar perimetradas, es decir, habrá unas cuadrículas indicativas para que la gente sepa cuál es su zona de baile donde puede moverse. "En el caso de que no pueda garantizarse la distancia interpersonal, el público utilizará mascarillas en la zona de la pista de baile", explica la nueva guía al respecto.

Las taquillas deberán disponer de una pantalla protectora para mantener la distancia con el público. En caso de que no sea posible implementar esta medida, los trabajadores deberán llevar mascarilla o un equipo de protección.

Artículo relacionado

Se deberá fomentar el cobro a través de tarjeta u otros medios electrónicos que eviten la utilización de dinero en efectivo, así como el uso de palcos o reservado para evitar aglomeraciones

En cuanto al consumo, los vasos y demás elementos para el servicio de bebida serán desechables o en caso contrario, se deberá asegurar su desinfección a >80º

A lo largo de la sesión de funcionamiento del local, se dispondrá de personal dedicado exclusivamente a la limpieza y desinfección de las instalaciones.

Respecto a los cuartos de baño, será imprescindible el lavado de manos al entrar y salir y las salas deberán contar con personal responsable del control de la capacidad de los mismos y su correcto funcionamiento.

Discoteca