George Koh, un modelo británico que desfiló para Louis Vuitton, ha sido declarado culpable de la muerte de Harry Uzoka, un compañero de profesión con el que mantenía una gran rivalidad. El joven de 24 años le dio tres puñaladas el pasado 11 de enero en la puerta de su casa. Los dos modelos habían quedado allí para pelearse tras una disputa por Instagram.

Artículo relacionado

Según los fiscales, el asesino confeso sentía celos profesionales hacia su compañero, que gozaba de una mayor popularidad y había trabajado para importantes marcas. Koh dijo que se había acostado con la novia de Uzoka, Ruby Campbell, algo que le molestó y que dio lugar a que ambos acordasen enfrentarse en persona.

Los dos modelos acudieron armados a la pelea. Uzoka llevaba una barra para pesas, mientras que Koh iba con dos cuchillos en sus manos. Le acompañaban además dos amigos, Mese Dikanda y Jonathan Okigbo que, según las grabaciones de las cámaras de seguridad, acorralaron al otro joven.

Koh alegó que iba armado con cuchullos “en defensa propia” y dijo que Uzoka le había atacado primero. Tanto él como Dikanda, que llevaba un machete, han sido declarados culpables de homicidio involuntario y el tercer amigo, Okigbo, de homicidio involuntario. La condena definitiva se conocerá el 21 de septiembre.