Aunque el padre Apeles tiene prohibido dar misa, poco le importó cuando, como informa 'La Vanguardia, concelebró un funeral por Montserrat Caballé. Según cuenta este medio, el “cura de la tele” se coló en el tanatorio y se hizo pasar por allegado a la familia, algo que el entorno de Caballé niega.

Artículo relacionado

Fue en la capilla del tanatorio de Les Corts en la que ejerció como auxiliar de los padres Alfredo Valladares y Ángel García y dio incluso la comunión a los allí presentes. Al parecer, guardaba mucho cariño por la soprano pues en cuanto se enteró del fallecimiento lanzó un tuit en el que opinaba que Montserrat Caballé debería ser velada en la Liceo y su funeral celebrarse en la Sagrada Familia.

#MonserratCaballé debería ser velada en el Gran Teatre del Liceu que tanto amó y al que dio un increíble prestigio y su funeral celebrado en la Sagrada Familia ¡Somos una sociedad de miserables!”, escribió en su cuenta de Twitter después de señalar que “nunca nadie volverá a cantar como #MonserratCaballé”.