Junio y julio son los meses de las vacaciones de verano, del calor, pero también son los meses por antonomasia de las fiestas patronales. Todo apunta a que este año vamos a tener la temporada estival más atípica a causa de la crisis del coronavirus, y estas celebraciones no van a poder transcurrir en las circunstancias normales, al menos en lo que respecta a las típicas aglomeraciones que se suelen producir.

Sin embargo, el COVID-19 no va a acabar ni con las ganas de fiesta de la gente ni tampoco con su solidaridad. Así, un grupo de vecinos del barrio madrileño de Aluche ha decidido hacer su particular versión de las fiestas, pero además con un buen fin.

Artículo relacionado

Para ello, han puesto en marcha la iniciativa @donatufiesta, por la que transformarán el presupuesto que iban a dejarse en las fiestas del barrio en alimentos para los más necesitados.

"En la crisis que estamos viviendo hay que saber cuándo y dónde hacer la revolución. Muchos estamos en el día a día y del lado de nuestros vecinos", han explicado a través de las redes sociales de esta iniciativa ciudadana.

Artículo relacionado

Por ejemplo, por el mismo precio de lo que se gastarían en un bocadillo acompañado de un mini de cerveza, se consigue llenar una bolsa de comida con alubias (1,90 euros), arroz (0,80 euros), un kilo de tomates (1,60 euros), un litro de leche (0,60 euros) y macarrones (0,80 euros). En las redes sociales de esta iniciativa se puede encontrar la cuenta bancaria donde hacer esta donación solidaria.