Desde el comienzo de la pandemia, el chef José Andrés ha sido una de las figuras más reputadas del ámbito culinario que más se ha volcado en la lucha contra el coronavirus. Y lo ha hecho a ambos lados del océano, tanto en Estados Unidos como en España, dando de comer a muchísimas familias en situado de vulnerabilidad.

Ahora, su ONG World Central Kitchen -cuya ayuda llega a una veintena de países- puede presumir de haber alcanzado los dos millones de comidas repartidas en España, durante la pandemia.

Artículo relacionado

El cocinero ha querido agradecer personalmente el trabajo de todos los voluntarios que hacen posible esta labor altruista. Para ello, se ha desplazado hasta Marbella (Málaga), una de las ciudades en las que ha trabajado su organización, donde se han utilizado las cocinas del lujoso Hotel Villapadierna para poder elaborar la comida que han estado repartiendo.

"Gracias a todos, sois muy grandes”, ha dicho José Andrés a un grupo de voluntarios, que constituían una representación de los más de 5.000 que ha colaborado con la ONG durante la crisis sanitaria de la COVID-19, tanto para elaborar los menús como para repartir a familias que no tengan qué comer durante la crisis sanitaria.

Artículo relacionado

José Andrés ha querido recordar la importancia de la colaboración de los bancos de alimentos y también de los bomberos y de organismos como Correos, para llevar a cabo esta tarea en una situación en la que era necesario “dar un paso al frente” y en la que la necesidad de comer “no puede esperar”.

“Un plato de comida envía el mensaje a una persona de que te preocupas por ella”, ha resaltado el chef, que ha calificado como “espectacular” la labor que han realizado en los lugares donde más ha golpeado la pandemia, como Madrid y Barcelona, donde han actuado “barrio a barrio”.

José Andrés