Quería ser ‘Instagramer’

Ocho años de cárcel por hacer de ‘mula’ en un crucero de lujo para ganar fama en Instagram

Esta semana la canadiense Mélina Roberge ha conocido su sentencia después de que su compañera Isabelle Lagace fuera sentenciada en noviembre

Melina Roberge André Tamine

Actualizado a

1 /4

1 / 4

2 / 4

3 / 4

4 / 4

Mélina Roberge e Isabelle Lagace de 23 y 28 años, habrían hecho lo que fuera para conseguir fama en las redes sociales. Tantas eran sus ganas que acabaron metidas en una red de trafico de drogas que a día de hoy les ha supuesto su condena.

Ambas abordaron el 11 de julio de 2016 el crucero de lujo Sea Princess en Corck (Irlanda) en el que pasaron unos días llenos de glamour, fiesta y diversión. Durante ese tiempo, compartieron las maravillosas fotos en sus redes sociales, ansiosas por recibir los likes de su seguidores. Sin embargo, en su camarote albergaban hasta 35 kilos de cocaína que tenían que llegar a Sidney, una cantidad que en las calles de Australia habría alcanzado un valor de unos 13 millones de euros.

Relacionado con esta noticia

Su viaje se truncó cuando los perros de la aduana descubrieron la cocaína. Era tanta la cantidad que llevaban en sus maletas que la Fuerza Fronteriza Australiana aseguró que "no tenían espacio para ropa interior limpia o cepillos de dientes de repuesto". En el mismo barco, se encontraba André Tamine, de 63 años y con pasaporte canadiense, al que también se le interceptaron 60 kilos de la misma droga. Esta se convertía en la incautación más importante dentro de un vehículo de pasajeros en la historia de Australia.

La primera reacción de las jóvenes fue negar los hechos, alegando que no sabían cómo había llegado las droga a sus camarotes. Finalmente Lagace, en noviembre, cambiaba su versión y reconocía ante la justicia haber pactado un cobro de 12.000 euros a cambio de su participación como ‘mula’, siendo condenada a siete años y medio de prisión. Su compañera de viaje, Mélina Roberge, ha conocido esta semana la suya, de ocho años. La joven reconoció sollozando que se dejó seducir por la idea de viajar a Australia, subir fotos y ganar popularidad en Instagram.

Lagace trabajaba como camarera y Roberge en una joyería de Montreal. Según ha afirmado la cadena TVA de Quebec, los billetes de avión y el viaje en barco les habrían costado unos 14.000 euros a cada una y fueron adquiridos en metálico por un desconocido en una agencia de viajes de Montreal. La policía vio que algo no iba bien cuando percataron que los tres pasajeros habían abordado el crucero en Irlanda cuando la siguiente parada era Canadá y no tenía sentido haber volado para volver al país de origen. Seguidamente, el crucero hizo varias escalas y se cree que en una de ellas, en Lima, fue dónde recibieron la cocaína. La última parada era Sidney, donde el viaje de ensueño, acabó en pesadilla.

Más Sobre...

Condenado

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?