En primera línea de la batalla contra el coronavirus han estado los médicos, enfermeros, personal del SAMUR... todos dejándose la piel y poniendo mucho corazón y humanidad. Nunca olvidan que están tratando a personas. Personas que tienen miedo, que están solas y que agradecen cualquier gesto de cariño o apoyo en esos momentos. Como los que están teniendo algunos sanitarios poniendo mensajes, dibujos, fotos... en sus EPIS o trajes de protección para que además de con su voz, ofrecer con estos gestos la cercanía que tanta protección les puede quitar.

Mascarilla personalizada
David Martínez Coca

David Martínez Coca es enfermero del Hospital Carlos III de Madrid. Tanto él como varios de sus compañeros se han rotulado su nombre en sus mascarillas, para que los pacientes sepan quienes les están atendiendo. En definitiva, un sencillo gesto que dice mucho.

Azahara Simón, una enfermera de la Carolina, en Valdepeñas, también puso el siguiente mensaje en su pantalla de protección: “Hola! Soy su enfermera, Azahara”. La joven compartía su iniciativa en twitter con el siguiente mensaje: “A veces nos olvidamos que vamos tan tapadas que a los pacientes les resulta imposible saber quién es quién, a quien le ha pedido o preguntado algo y eso puede generar desconcierto y ansiedad. Asique si una idea parece estúpida pero funciona, no es tan estúpida”.

La iniciativa ya se puso en marcha en China y se extiende por el mundo. En un hospital de San Diego, en Estados Unidos, un sanitario de la unidad de respiración asistida, conocido como Robertino, hasta ha pegado una foto suya en su traje de protección.

Sanitario
@captain_wolf82