Un bello gesto

La nota más entrañable de unos adolescentes a un camarero

Volvieron al establecimiento para dejarle más propina y una hermosa nota de agradecimiento

Actualizado a

Agradecida carta de unos adolescentes a un camarero
imgur

En Estados Unidos, la propina es sagrada, es un acuerdo tácito entre el camarero y el cliente, por el que hay que dejar al menos el 10% del importe de la cuenta. No hacerlo es casi una afrenta.
Un camarero estadounidense relata su curiosa experiencia con un grupo de adolescentes a los que atendió hace unos días. Los muchachos comieron, pagaron la cuenta y se fueron, dejándole escasamente tres dólares de propina, una auténtica miseria en aquel país. A los pocos días, el camarero se emoción, cuando se encontró una nota en el mostrador con 18 dólares firmada por "los cuatro adolescentes de aquella noche":

"Querido camarero, hace aproximadamente una semana y media, mis tres amigos y yo estuvimos en este restaurante para celebrar el regreso a casa. Fue una experiencia muy emocionante para nosotros haber estado aquí los cuatro solos, algo nuevo para todos nosotros. Tú fuiste el mejor camarero que nos podía haber atendido. Fuiste amable, servicial, complaciente, no nos trataste como a críos, e incluso adaptaste toda la comida a mis alergias. Así que quería darte las gracias por hacer nuestra experiencia increíble y divertida. También quiero disculparme en mi nombre y en el de mi grupo. Como todo esto era nuevo para nosotros, nuestras mentes de 13 años no sabían exactamente qué hacer con la cuenta. Fuiste tan amable de dividir el importe total y coger nuestra calderilla. La cuenta era más que razonable pero olvidamos por completo (francamente no teníamos ni idea) cuánta propina dar. Así que vaciamos nuestros bolsillos y todo lo que pudimos reunir fueron 3,28 dólares, sin ser conscientes de que eso era muy poco para todo lo que hiciste. Poco después nos dimos cuenta de nuestro error y nos sentimos MUY MAL. Sabíamos que teníamos que hacer las cosas bien, así que en este sobre encontrarás 18 dólares de propina por haber sido extraordinario. Muchas gracias por tu paciencia y tu ayuda y por que nos hicieras pasar una noche tan divertida. ¡Gracias!"

Si nuestro camarero se había sentido frustrado por la mísera propina del primer día, quedó con creces compensado, no por los 18 dólares, sino por la hermosa carta que le habían hecho llegar sus agradecidos clientes.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?