Nía llegó al mundo en una fecha tan significativa como el 11 de marzo. En su caso, bastante antes de lo previsto, con apenas 32 semanas de gestación y 1,8 kilos de peso. Su nacimiento, en el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona) fue pocos días antes de que se decretara en España el Estado de Alarma por el coronavirus. La suya es una auténtica historia de superación al ser la primera bebé prematura con Covid en España.

Su madre, Jennifer, fue la primera en contagiarse de esta enfermedad y tuvieron que aislarla días después del parto en estado grave.

Artículo relacionado

A la semana de nacer, la pequeña también dio positivo en Covid, por lo que la aislaron en una incubadora en otra habitación durante dos semanas junto a su padre, quien debía controlar en todo momento los síntomas de su hija para que las enfermeras entraran lo menos posible.

Días después, su padre Jonathan también mostró síntomas de la enfermedad.

Su madre Jennifer contaba que iba a cambiarle el pañal a la bebé, pero no pudo, se desplomó. "No me aguantaba en pie", explicó en una entrevista al programa 'Ya es mediodía', de Telecinco. Eso no le impidió seguir cuidando de su pequeña, todas las mañanas se sacaba leche aunque tuviese 40 grados de fiebre, para llevarla al hospital y alimentar a la niña.

Artículo relacionado

La historia ha tenido un final feliz porque ambas se recuperaron, casi dos meses después dieron de alta a la bebé y, por fin, madre e hija pudieron reencontrarse. Afortunadamente, las dos no tienen ni rastro del virus en su sangre.

Los hermanos de Nia tuvieron que esperar mes y medio para conocerla y cogerla en brazos. Los padres de la criatura, ya mucho más tranquilos, le explicarán esta aventura a Nía cuando sea más mayor.

Bebé milagro
Ya es Mediodía