Durante el estado de alarma decretado a causa del coronavirus, todas las celebraciones de cumpleaños, bodas, aniversarios... han tenido que ser aplazadas. Pero siempre se puede echar mano del ingenio para poder seguir festejando las fechas más señaladas. Así, el matrimonio formado por Carmen y Tomás han podido celebrar sus bodas de oro, aunque estuviesen en el hospital.

Los dos permanecen ingresados por COVID-19 desde hace días en el Hospital del Mar, en Barcelona. Su cincuenta aniversario llegaba y no sabía si iban a ser capaces de poder celebrarlo, pero los equipos sanitarios que les están cuidando decidieron darles una sorpresa y organizar una pequeña fiesta.

Artículo relacionado

Para ello, improvisaron un velo para Carmen con una bata, y una pajarita para Tomás con una esponja. Les pusieron dos sillas en la puerta de la habitación que comparten según ha explicado Inés Ibáñez, jefe de la Unidad de Confinados del Hospital del Mar a TV3. Incluso han tenido hasta una tarta: un bizcocho de chocolate en forma de corazón con unas velas que ponían 50.

Varios medios de han hecho eco del emotivo vídeo que recoge el momento y que muestra a una Carmen vestida de blanco e ilusionada, como hace cincuenta años, junto a su marido Tomás, que ha vuelto a emocionarse al ver a la mujer de su vida.

Artículo relacionado

El matrimonio renovaba sus votos con el personal sanitario como testigo y una enfermera que ha hecho las veces de oficiante. "Que sí, que me quedo con él", decía una emocionada Carmen. La hija del matrimonio también ha estado presente al otro lado de la pantalla y sus palabras, junto a ellos a través de una carta que les han entregado:" Mamá y papá, feliz aniversario", ha escrito.

Finalmente, toda la planta acabó bailando canciones de Los Manolos y Rafael, mientras Carmen y Tomás celebraban que ni el coronavirus puede con las historias de amor sinceras.