Pasó casi toda su vida en el cementerio

Muere 'Capitán', el perro que pasó más de 10 años junto a la tumba de su dueño

Los trabajadores del cementerio encontraron al can, que murió con 16 años. Padecía una insuficiencia renal

Capitán, el perro que pasó 11 años junto a la tumba de su dueño

21 de febrero de 2018, 14:08 | Actualizado a

Ya hacía más de 11 años que 'Capitán', un perro negro mestizo, pasaba cada noche junto a la tumba de su dueño en el cementerio municipal de Villa Carlos Paz (Argentina). Su historia llegó a hacerse famosa a nivel internacional por su ternura, ya que el can se negaba a abandonar a su amo, Miguel Guzmán, aunque este hubiera fallecido. Este domingo, 'Capitán' también murió, ypudo reunirse finalmente con el hombre al que más quiso y del que no quiso separarse.

Relacionado con esta noticia

Fueron los trabajadores del cementerio quienes encontraron al animal, tumbado en el suelo de los lavabos del camposanto, que tenía ya 16 años y hacía 4 que sufría una insuficiencia renal que le causaba vómitos y somnolencia. Además, también había perdido la vista y le era muy difícil caminar como antes. A pesar de todo ello, Capitán no pasaba un solo día sin acudir a su cita de cada tarde. "Se ve que quería mucho a su amo, hace muchos años que está acá. Va a su casa, pero vuelve. Muchas veces lo quisieron llevar pero se viene para acá", contaba en 2010 (cuatro años después de que falleciera su Guzmán y que Capitán se 'mudase' al cementerio) una mujer que vendía flores allí al periódico argentino 'La Voz del interior'.

Al parecer, los familiares del dueño perdieron al animal pocos días después de que este falleciera. Al pasar un año de su muerte visitaron su tumba y allí estaba Capitán. "Cuando fuimos con mi hijo al cementerio, lo encontramos ahí. Damián comenzó a gritar y el perro se nos acercó ladrando, como si llorara", describía su mujer en el mismo reportaje. Después de aquello, intentaron que el perro volviese a casa varias veces, pero se negaba a pasar una noche lejos de su amo.

Durante los últimos años de su vida, una protectora de animales se hizo cargo de Capitán para tratar su insuficiencia renal. Ahora, varios vecinos han pedido que se entierre al can junto a su dueño y que erija un monumento que recuerde su fidelidad y amor por él. Sin embargo, enterrarle en el cementerio no será posible por razones legales, según adelantaban fuentes municipales. Eso sí, seguramente descansará en la plaza contigua.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?