Muy criticada

Una modelo de Instagram es atacada cuando se hacía una sesión de fotos con tiburones

Katarina Zarutskie había visto gente bucear junto a los tiburones y decidió tomarse varias fotos con ellos

1 / 7

1 / 7

Katarina Zarutskie 8. Viaje a las Bahamas

2 / 7

2.Katarina Zarutskie . La zona de los tiburones nodriza

3 / 7

3.Katarina Zarutskie . La mordedura

4 / 7

Katarina Zarutskie . Muy calmada

5 / 7

6.Katarina Zarutskie . Aún tiene dientes de tiburón clavados

6 / 7

9Katarina Zarutskie . Muy criticada

Actualizado a

La modelo de Instagram Katarina Zarutskie, viajaba a las Bahamas, para disfrutar de unas maravillosas vacaciones con la familia de su novio en el lugar paradisíaco.

Después de ver a varias personas bucear en la zona de tiburones nodriza, la joven de 19 años decidía correr el riesgo y hacerse una sesión de fotos un tanto peligrosa. La preocupación inicial de la familia no fue suficiente para disuadirla, puesto que Zarutskie había crecido practicando deporte acuático en su California natal. "Gracias a mis conocimientos previos de surf y buceo, sé que los tiburones nodriza suelen ser muy seguros. He visto innumerables fotos de personas con ellos en Instagram", explicaba posteriormente a la BBC.

Relacionado con esta noticia

Así pues, tras pedirle al padre de su novio que hiciera las fotos, se adentraba en el agua. Tras unos minutos posando, un residente local le sugería que flotara en el agua para hacerse otra foto. "En este punto, la gente estaba empezando a tomar fotos y justo cuando estaba recostada, después de unos segundos, algo me arrastró bajo el agua”.

Tal y como se observa en las impactantes imágenes que el padre de su novio captó accidentalmente, se trataba de uno de los tiburones, que le estaba mordiendo la muñeca y la mantuvo bajo el agua varios segundos hasta que la joven logró escapar. “Podía sentir sus dientes hundirse en mi brazo. Duró unos segundos hasta que arranqué mi muñeca de la boca del tiburón lo más rápido que pude”.

Era entonces cuando Zarutskie, sin perder la calma, se cubría la herida con la mano para evitar que la sangre se esparciera en el agua y se abría camino para volver a tierra. "En ese momento tienes el cuerpo lleno de adrenalina y tienes que salir de la situación, pero me mantuve muy calmada”.

Tras el incidente, la joven acudía a una clínica, donde le limpiaron y curaron las heridas. Sin embargo, los médicos creen que todavía tiene trozos de diente de tiburón en el brazo y que la cicatriz le quedará para siempre. “De todas formas, soy muy afortunada de tener todavía mi brazo y mi vida”.

Pero lo peor aún estaba por llegar. La joven compartía la imagen en su perfil de Instagram y sus seguidores no tardaron en reprochar que arriesgara de esta forma su vida por conseguir una foto, refiriéndose a ella como "la modelo estúpida de Instagram”. "Recibí muchos comentarios groseros y odiosos de personas que decían cosas ridículas".

Y aseguraba: "No le temo al océano y, en todo caso, lo respeto y amo más. Creo que cualquiera que va y nada con tiburones nodriza necesita darse cuenta de que es una situación incontrolable. Ni siquiera se puede predecir cómo otro humano va a reaccionar ante las situaciones, y mucho menos un animal. Definitivamente lo pensaré dos veces, pero no me asustará".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?