Steve Frayne, más conocido como mago Dynamo, es uno de los magos con más fama y prestigio del mundo. Personalidades tan conocidas como Will Smith, Lindsay Lohan o el Príncipe Carlos han manifestado ser fans de este. Sin embargo ya lleva un tiempo apartado de los focos por problemas de salud. El mago de 35 años reaparecía hace unos días en una entrevista para la cadena británica BBC en la que su aspecto físico y deterioro dejó preocupados a muchos de sus fans.

Artículo relacionado

Frayne lleva luchando desde los 14 años contra la enfermedad de Crohn, el principal motivo por el que tuvo que aparcar durante una temporada su carrera como mago después de empeorar notablemente y tener que someterse a tratamiento. “Tuve un episodio de intoxicación alimentaria que me dejó en el hospital. El tratamiento que estoy siguiendo provoca una gran cantidad de efectos secundarios, pero no voy a rendirme. Intentaré hacer todo lo posible para salir adelante", explicaba.

Durante la entrevista no dudaba en hablar sobre en qué consistían estos efectos del tratamiento, que se ven reflejados en su cuerpo y explicaba que ha aumentado alrededor de 15 kilos desde que lo empezó. Pero sin perder el humor, aseguraba que así "está más guapo".

Pero si Dynamo se ha visto obligado a retirarse ha sido porque su condición le ha derivado a un problema de artritis en las manos que le imposibilita ejecutar sus trucos de magia y que podría acabar para siempre con su carrera en el mundo del ilusionismo. Sin embargo, el joven también aseguraba que está trabajando con un fisioterapeuta y un doctor, así como está en las mejores manos. “Espero que esto me permita volver a dedicarme a la magia”.

Ahora el mago se está tomando tiempo para recuperarse y “evaluar la forma en la que entiendo la magia y todos los aspectos de mi vida”. Si algo caracteriza al joven es su perseverancia y su afán por no rendirse nunca.