Todo el mundo habla de María Vázquez, la mujer de Badajoz cuya iniciativa se ha hecho viral en los últimos días. Madre de dos niñas de 5 y 8 años, el octubre del año pasado decidía hacer sus propios cromos de la Liga Iberdrola al encontrarse que sus hijas, grandes aficionadas al fútbol femenino, no tenían la oportunidad de tener un álbum de cromos de sus futbolistas favoritas.

Y es que las niñas, Rocío y María, empezaron con la colección de la liga masculina, pero no tardaron en preguntar qué pasaba con la liga femenina, que también estaba en primera división. Fue entonces cuando empezaba la aventura de esta madre y decidía crear sus propios cromos de la liga femenina para poder complacerlas. Usando la plantilla de los cromos de la otra liga, empezaba con el Barça y el Sevilla, los equipos favoritos de sus hijas, pero poco a poco la cosa se iba animando y estas le pedían más equipos.

Artículo relacionado

Hace pocos días, Rocío y María ya tenían más de 250 cromos y querían completar el álbum, por lo que necesitaban dos fotos de las deportistas que les faltaban: una en el campo y la otra oficial con la plantilla. Es por eso que el pasado 13 de abril, su madre usaba las redes sociales para pedir ayuda: “Tengo más de 250 cromos, hechos con mucha ayuda de fotógrafos y clubes, con mucho trabajo y horas echadas, para poder dar a mis hijas un álbum de cromos de sus ídolos, que yo mismo imprimo y plastifico. Les encanta. Se identifican. Y yo me siento orgullosa de poder ofrecérselo: me vais a ayudar a terminarlo? A ver si podemos juntar todos o, al memos, casi todos. Gracias!”

El tuit se compartía miles de veces y rápidamente se hacía viral, siendo muchos los que se declaraban fans de la iniciativa. La repercusión era tal que la Liga Iberdrola y varios clubes ofrecían su ayuda para que las niñas pudieran completar su sueño. El pasado lunes, la orgullosa mamá escribía que ya habían logrado su objetivo, puesto que el Twitter oficial La Liga les había asegurado que las ayudarían en lo que hiciera falta: “Objetivo más que conseguido! Doy las gracias a clubes, fotógrafos, jugadoras... a todos cuantos han querido sumar y apoyarme en esta historia que ha acabado convirtiéndose casi en una aventura. Interesa! No es una locura!”.