¡Nunca es tarde para aprender!

Lupita, la mexicana que ha aprendido a leer a los 96 años y se ha sacado el título de secundaria

Su historia ha dado la vuelta al mundo y ella asegura que quiere seguir estudiando

1 / 5

1 / 5

Lupita.  Nunca es tarde para aprender

televisa.news

2 / 5

2. Lupita.  A por el título de bachillerato

televisa.news

3 / 5

3. Lupita. Sus padres creían que era una pérdida de tiempo

televisa.news

4 / 5

4. Lupita. Ha descubierto un nuevo mundo

televisa.news

Actualizado a

Tiene 96 años y su historia de superación ha dado la vuelta al mundo. La mexicana Lupita Palacios ha demostrado que nunca es tarde para aprender y es por eso que decidió retomar sus estudios para aprender a leer y a escribir de la mano del Instituto Chiapaneco de Educación para Jóvenes y Adultos. Fue así como el mes pasado obtuvo el título de secundaria, que no ha dudado en mostrar orgullosa. Pero no se conforma y ahora va a por el título de bachillerato.

Originaria de la comunidad indígena Vicente Guerrero del municipio chiapaneco de Ocozocoautla explicaba que de niña, sus padres consideraban que la escuela era una pérdida de tiempo y a ella, además, le daba pereza estudiar y acabó por abandonar. “El día que sabían que iba a llegar el profesor o la profesora al rancho, desde temprano, a las cinco de la mañana, ya nos estaban llevando ‘pal monte’ a que fuéramos a cuidar los pajaritos que no fueran a arrancar el frijol”, relataba en una entrevista por los medios de su país.

Relacionado con esta noticia

De joven trabajó como comerciante y empleada doméstica y fue una de las fundadoras del Mercado Cinco de Mayo en Tuxtla Gutiérrez, la capital de Chiapas. Años más tarde, la curiosidad por saber qué decían los libros y los periódicos fue la motivación que necesitaba para aprender a leer. “Para nosotros fue muy triste no aprender a leer, porque podríamos haber alcanzado otra cosa”.

Ahora Lupita vive con una de sus nietas con parálisis cerebral y los profesores del Instituto la visitan constantemente para que no pierda el ritmo de sus estudios. Ella asegura que “después de tantos años vengo yo a saber la realidad de la vida. Parece mentira que la lectura enseñe tanto de nosotros”.

Lupita es un ejemplo a seguir para sus seis hijos y más de 100 nietos, bisnietos y tataranietos. Por lo que respeta a las nueves generaciones, ella lo tiene claro: “Hay muchos que no quieren estudiar jóvenes. Con el tiempo les va a hacer falta.”. ¡Y quién mejor que ella para aconsejarles!.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?