Lena Dunham es una de esas actrices que nos encantan, además de por su trabajo, por no tener complejos. No se corta un pelo y su capacidad para decir lo que le da la gana en todo momento es admirable. Ahora, con una publicación en su Instagram, ha vuelto a ser un gran ejemplo al quitarle importancia al aspecto físico.

Artículo relacionado

Hay que quererse a uno mismo sin importar los kilos de más, es lo que Lena Dunham viene a decir en el mensaje que ha publicado en la red social. La actriz ha utilizado Instagram para comparar una foto suya de hace más de un año con una actual. Dunham se ha centrado en la diferencia de peso entre ambas.

En la imagen de la derecha, realizada el 9 de julio de 2018, la actriz pesa 11 kilos más que en la de la izquierda. “Algunas veces miro con nostalgia la foto de la izquierda, hasta que recuerdo el gran sufrimiento que me llevó hasta allí sobre mis esculpidas rodillas”, escribe Lena Dunham en su publicación en Instagram.

La actriz asegura que, con sus 73 kilos, se siente feliz y libre. Dunham dice que los piropos que le interesan son los de la gente a la que quiere. En tono de humor, explica que sobrevive a base de “platos saludables y divertidos, fuertes para poder levantar perros y bebidas”.

Está claro que la protagonista de ‘Girls’ no echa de menos sus 62 kilos de la foto de la izquierda. En el texto que acompaña a la imagen indica que, aunque recibía elogios, proposiciones de chicos y propuestas para ser portada sobre dietas que funcionan, realmente no se encontraba bien. Lena Dunham confiesa que se encontraba “enferma por dentro y por fuera, subsistiendo solo con pequeñas dosis de azúcar, toneladas de cafeína y productos de farmacia”.

La actriz siempre ha reivindicado la importancia de quererse a una/o misma/o al margen de los cánones de belleza. Su acertada publicación en Instagram, que muchos usuarios han aplaudido, ya se acerca a los 500.000 likes.