Un genio

Laurent Simons, el niño belga que a los ocho años irá a la universidad

Con un coeficiente intelectual de 145, el pequeño se ha sacado los seis años de secundaria en 18 meses

1 / 6

1 / 6

1.Laurent Simons. Con ocho años y a la universidad

WELT

2 / 6

4. Laurent Simons. En 18 meses

WELT

3 / 6

3.Laurent Simons. Desde muy pequeño

WELT

4 / 6

2.Laurent Simons. Sus logros

WELT

5 / 6

5.Laurent Simons. Indeciso con la carrera

WELT

7 de julio de 2018, 08:00 | Actualizado a

Con apenas ocho años, Laurent Simons ha logrado lo inimaginable: ha acabado el instituto y el próximo mes de septiembre empezará los estudios universitarios. Y es que con un coeficiente intelectual de 145, el pequeño ha conseguido sacarse los estudios de secundaria, que suelen durar unos seis años, en apenas año y medio.

Después de que este niño prodigio recogiera su título en el instituto Sint-Jozef Humaniora, en Brujas, su historia está dando la vuelta al mundo y se habla del pequeño tanto en los medios de su país como los internacionales.

Relacionado con esta noticia

De padre belga y madre holandesa, estos han explicado que las cosas no siempre han sido fáciles para su hijo, que se aburría en clase. Estos descubrieron el talento de Laurent cuando era muy pequeño. Cuentan que le costaba relacionarse con sus compañeros de colegio y no hacía caso a los juguetes como lo hacían los niños de su edad. "Le resultaba difícil jugar con los demás, miraba cómo iban las cosas, hacía las cosas de manera diferente, no sabía qué hacer con los juguetes".

Tras someterle a una prueba de inteligencia, descubrieron las altas capacidades de su hijo, que se han ido demostrando a lo largo de los años. A los seis años, leyó la saga entera de Harry Potter y a parte de hablar el holandés, también domina el francés y el alemán.

Laurent dejó de ir a la escuela porque sentía que perdía el tiempo con sus compañeros de clase y decidió “darse él mismo las respuestas”. Gracias a esto, ha podido sacarse los estudios a una velocidad surrealista.

Ahora el pequeño se tomará unas merecidas vacaciones antes de empezar la universidad. En cuanto a los estudios que escogerá, se muestra indeciso. Aunque su asignatura favorita son las matemáticas “porque son muy amplias”, entre sus planes se encuentra ser astronauta o cirujano, aunque también ha manifestado sentirse muy atraído por la informática.

Aún así, sus padres han asegurado que tome la decisión que tome, le apoyarán: "Si decidiera ser carpintero no nos supondría ningún problema. Lo importante es que sea feliz". Si sus estudios siguen como hasta ahora, podría lograr su primer título universitario a los 12 años. ¡Aunque claro está que es capaz de sacárselo incluso antes!

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?