A Rodrigo Alves, conocido como el Ken humano, le ha costado un disgusto tanta operación. Ha cambiado tanto que no se parece a la fotografía de su pasaporte, lo que le ha generado un problema con la policía, que, cuando le pidió un documento para identificarse, no le reconoció en la imagen. ¡Y acabó esposado!

Artículo relacionado

El brasileño estaba en mitad de un rodaje para 'Gran Hermano' en Berlín cuando se le acercó la policía y posteriormente lo detuvo. Cuando se solucionó, corrió a las redes sociales para contarlo en sus stories. “fui arrestado porque accidentalmente porque llevaba mi pasaporte caducado y no el nuevo”, confesó.

Hasta él mismo admitió que estaba muy cambiado en esa imagen. ¿La solución? Que alguien de su entorno le llevara el pasaporte nuevo escaneado. Eso sí, parece estar encantado con todo lo que le ha ocurrido porque incluso ha compartido en las redes sociales cómo los medios se hacían eco de la noticia. ¿Y si todo fuera un montaje para promocionarse? De ego anda sobrado...