Sus dos grandes pasiones

Una joven tailandesa triunfa recreando los ‘looks’ de las celebridades con comida

Sine Benjaphorn destaca por su ingenio y maña a la hora de disfrazarse

Rihanna
1 / 8

1 / 8

1.Sine Benjaphorn. Fusionar ambas pasiones

2 / 8

5.Sine Benjaphorn. Recreaciones con comida

3 / 8

2.Sine Benjaphorn. Embutido

4 / 8

3.Sine Benjaphorn. El líder de Corea del Norte

5 / 8

10.Sine Benjaphorn. Muy coloridos

6 / 8

7.Sine Benjaphorn. Para promocionar su tienda de ropa

7 / 8

8.Sine Benjaphorn. Un futuro brillante

Más Sobre...

Moda famosos Redes sociales famosos

27 de mayo de 2018, 08:00 | Actualizado a

Cuando el ingenio y la maña se unen, pueden surgir propuestas tan interesantes como la de Sine Benjaphorn. Esta joven de 22 años residente en la ciudad de Ratchaburi, Tailandia es una gran aficionada al cosplay y a la comida. ¿Y por qué no unir sus dos grandes pasiones?

Así pues, un buen día la joven decidía disfrazarse de sus celebridades favoritas con los ingredientes de su cocina. "Me encanta comer, así que pensé que la comida debería ser parte de mis disfraces", explicaba en una entrevista a Bored Panda. Los resultados son una maravilla: rostros conocidos nacionales e internacionales… Ninguno se escapa. ¿Te gustó el look de papisa que Rihanna llevó en la última edición de la Met Gala? Pues ella te ofrece la versión con una mitra cargadita de comida por si entra hambre entre foto y foto.

Relacionado con esta noticia

¿O quizás eres más del outfit que la artista llevó en la edición de 2017? Sine también tiene su alternativa, pero con embutido. Ni el líder de Corea del Norte Kim Jong-un se salva del humor de la tailandesa, cambiándole los micrófonos por salchichas. Bolsas de patatas, verduras, sobres de café… Todo alimento es bueno para formar parte de sus disfraces y cuanto más color tenga, mejor.

Con más de 57.000 seguidores en Instagram, ya es toda una influencer y su genial idea está triunfando entre los internautas. Explica que todo empezó porque quería hacer publicidad de su tienda, en la cual vende ropa de tallas grandes hecha por ella misma y que cuenta con la ayuda de su madre y de su tía. Confiesa que en un futuro, le gustaría hacer la recreación de una princesa Disney.

"Me divierto mucho haciendo cada disfraz, y yo y mis parientes los comemos después", dice. Un plan al que muchos se unirían seguro.

Y si algo está claro es que esta joven tiene muchísimo futuro como diseñadora, ya sea a través de la comida o con materiales más convencionales. ¿La veremos algún día entre los grandes de las pasarelas?

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?