En la fase 2 del proceso de desescalada es cuando estará permitida la apertura de las piscinas de las comunidades de vecinos. Eso sí, será cumpliendo una serie de requisitos para guardar la distancia social y evitar posibles contagios.

Por un lado, el aforo máximo será del 30%. Una de las opciones es reservar el uso de la piscina mediante cita previa para evitar aglomeraciones. Para ello, ya hay empresas que han diseñado aplicaciones móviles para que se pueda hacer la reserva desde el teléfono móvil, de una manera sencilla y rápida.

Artículo relacionado

Por otro lado, va a ser obligatorio la desinfección de zonas comunes, tumbonas y hamacas. Y, además, no estará permitido dejar las toallas en las vallas.

Uno de los conflictos que se plantean las comunidades de vecinos a a hora de valorar si van a poder abrir las piscinas es cómo garantizar que se cumpla la la distancia de seguridad (mínimo 2 metros). Una comunidad de vecinos de Valencia, en el edificio Lysandra, ha ideado una original solución, como recoge el portal de noticias NIUS.

Lo que han hecho es delimitar una docena de pequeños espacios, de forma rectangular, en el interior de la zona vallada de la piscina. Esta organización permite que haya un mayor número de personas que puedan disfrutar de estos servicios. "Se han colocado parcelas de césped artificial en zonas de paso junto a la piscina y se gana así mucho espacio", han explicado desde la administración del edificio a esta web.

Artículo relacionado

Cada parcela o isla de césped tiene unas dimensiones aproximadas de seis metros cuadrados. Haciendo cálculos, hasta doce familias más pueden disfrutar de un espacio seguro, aislado de otros residentes, donde colocar hamacas y toallas, y poder disfrutar de un baño en la piscina y de un rato de ocio al sol.

Islas de césped artificial
CRISTINA AGUIRRE