Pablo Iglesias e Irene Montero vuelven a estar en el centro de la polémica. A principios de julio la portavoz de Podemos dio a luz a sus mellizos tras solo seis meses de gestación. Pablo Iglesias daba las gracias a los profesionales de la sanidad pública que atendían a su pareja y a sus dos bebés. Desde aquel comunicado, después de 15 días, poco más se ha sabido sobre Iglesias, Montero y los pequeños.

Artículo relacionado

Un mensaje viral a través de WhatsApp ha generado un bulo que se ha hecho más y más grande. En él se dice que Pablo Iglesias e Irene Montero tendrían bloqueada toda una planta en el Hospital Materno Infantil del Gregorio Marañón.

"Que se sepa que Pablo Iglesias y cía tienen bloqueada una planta entera del Hospital Gregorio Marañón mientras dure la estancia de sus bebés en la incubadora. ¿A costa de quién? ¿Tienen todos los mismos derechos? Si te interesa que todo el mundo lo sepa. Pásalo”, dice uno de los textos que circula por la aplicación de mensajería.

Sin embargo, todo se trataría de un bulo. Según El Español, desde el Hospital Materno Infantil del Gregorio Marañón desmienten esa información. "No es cierto que se haya bloqueado una planta entera. A todos los pacientes del Gregorio Marañón se les trata exactamente por igual”, ha dicho la dirección de comunicación del centro a dicho diario digital. Tanto Pablo Iglesias como Irene Montero están volcados en sus pequeños. Los dos políticos siguen de baja laboral, muy pendientes de sus bebés.