Aunque todavía queda tiempo para poder volver a esa "nueva normalidad" de la que hablan, lo cierto es que hay datos para la esperanza y el optimismo en esta crisis del coronavirus. El ritmo de ingresos de pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales continúa su descenso en todo el país, incluso ya hay UCIS que se han quedado sin pacientes, lo que es una gran noticia sin duda.

Según los datos más recientes, los recuentos de Sanidad muestran solo 49 nuevos pacientes graves con coronavirus, frente a los 75 del día anterior. Una llamativa diferencia si se compara con los datos del 2 de abril, cuando se superaron los 1.500 pacientes en UCI.

Artículo relacionado

Poco a poco, los hospitales están volviendo a la normalidad y las altas de los pacientes con coronavirus superan ya a los ingresos. En muchos de esos centros hospitalarios, cada paciente que logra abandonar la UCI es una autentica victoria y lo celebran para recordar que la batalla al COVID-19 se puede, y se va, a ganar,

Por ejemplo, desde la UCI del hospital Sant Pau, en Barcelona, han publicado un simpático vídeo en las redes sociales, mostrando camas y pasillos vacíos, signo de que todo marcha a mejor, y que el personal sanitario puede respirar y ver algo aliviada su carga de trabajo.

Artículo relacionado

Por otro lado, en el Hospital Quirón Salud Sagrado Corazón de Sevilla celebraban de una forma muy especial que salía el último paciente que se encontraba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por COVID-19. En un emotivo vídeo, recibían con aplausos al enfermo y demostraban el enorme esfuerzo de médicos y enfermeros.