La ola de frío que está afectando a toda Europa estos días está dejando verdaderas estampas siberianas. Pero si en España notamos sus efectos, cortamos carreteras y algunos niños se quedan sin ir al colegio a causa de las nevadas, el panorama en otros países de Europa está siendo peor. Pero quienes verdaderamente sufren los efectos de este frío terrible son los más vulnerables, por ejemplo, las personas sin hogar. Por eso, en la ciudad inglesa de Bristol un grupo de voluntarios está dejando bufandas, gorros y guantes en lugares públicos para que estas personas se abriguen.

Artículo relacionado

Aunque a simple vista puedan parecer objetos perdidos, estas prendas forman parte de la campaña ''Keep Bristol Warm" (Mantén Bristol caliente) que se organiza desde 2015 y que funciona gracias a los donativos de personas de la ciudad y a Gavyn Emery, el impulsor de la idea y quien la organizó por primera vez.

Además de las campañas y recursos que los ayuntamientos organizan para las personas sin techo durante estas ocasiones de frío extremo, esta iniciativa solidaria pone a su disposición gorros, bufandas y guantes en lugares públicos, en cajas resguardadas en esquinas o atadas a las farolas. Junto a ellas, una tarjeta con un mensaje: "No estoy perdida, si tienes frío, cógeme". El lunes pasado, "Keep Bristol Warm" ha compartido en sus redes sociales fotografías de la ropa que han dejado por toda la ciudad y varios usuarios se han unido a la causa.

Para cualquiera, tal vez un gorro o una bufanda viejas solo son prendas pasadas de moda y muy usadas que para otro pueden significar una gran ayuda en momentos así.