Ser fan puede ser muy duro

Hace miles de kilometros para ver a los Red Hot y se lleva un fiasco que le hace famoso

Este joven inglés confundió la banda de rock por la de un grupo de gaiteros

1 / 8

1 / 8

Firmando discos. Ser fan, un hobby muy sacrificado

2 / 8

Red Hot Chili Peppers. El mayor fan de los Red Hot Chili Peppers

3 / 8

Avión.  Un viaje en avión más tarde

4 / 8

Red Hot Chilli Pipers. Un pequeño error

5 / 8

Red Hot. Su tuit se hace viral

6 / 8

Gaiteros. Con humor, siempre

7 / 8

Red Hot Chili Pipers. Al menos, famoso

18 de febrero de 2018, 08:00 | Actualizado a

Duncan Robb, un inglés fanático de los Red Hot Chili Peppers encontró las entradas de su grupo favorito en el SSE Arena, por sólo 30 libras y enloqueció de alegría.

Robb no dudó en comprar las entradas, reservar los vuelos para trasladarse hasta Belfast y buscar habitación para pasar la noche. El pack completo fue un auto regalo de Navidad para su novia y él, que ya estaban ansiosos para vivir el que sería un fin de semana inolvidable. Esperaban que fuera inolvidable, sí, pero de otra manera y lo acabaron describiendo como una “pesadilla”.

Relacionado con esta noticia

Una vez allí, ya a punto de entrar en el recinto, la pareja se dio cuenta de que el grupo que iban a ver no era el de los “Red Hot Chili Peppers”, sino el de los “Red Hot Chilli Pipers”, que significa gaiteros en inglés.

Ante la decepción, Robb escribía en su cuenta de Twitter: “Todavía no puedo creer que hayamos volado a Belfast, no para ver los Chili Peppers, sino para ver a la 'mejor banda de gaitas del mundo', los Chilli Pipers.”

Aún así, como las cosas hay que tomárselas con humor, la pareja asistió al concierto. Y Robb compartía un vídeo de los famosos gaiteros: “Por si alguien está interesado en cómo suenan los Red Hot Chilli Pipers (y para la multitud enojada del “no pasó”), aquí tenéis un vídeo desde nuestros asientos”, ponía en la descripción.

Si para algo le ha servido esta mala experiencia al joven, es para hacerse famoso. Su tuit cosechó un buen número de likes y el diario The Sun publicó su historia.

Cuando hice clic y obtuve las entradas en la fila Q por 30 libras pensé 'qué ganga', no deben quedar muchas más entradas, así que las compré de inmediato”, explicó.

Moraleja para los fans del mundo: lo barato, a veces sale caro.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?