Niña Pastori puede presumir de haber conseguido cuatro Grammy Latinos (tres como mejor álbum de música flamenca y uno como mejor álbum folclórico). El último fue en el año 2016, al Mejor Álbum de Flamenco por "Ámame como soy". La artista ha querido, junto con el productor Max Miglin, ceder temporalmente uno de sus galardones a un colectivo que se los merece todos: el de los sanitarios.

La cantante ha seguido el ejemplo de la directora de cine Isabel de Ocampo, que le dejó su premio Goya a su vecina enfermera para que se lo llevase a su hospital, y que empezó un movimiento para que más artistas hicieran lo propio bajo el lema "Mi premio es para" (#MiPremioEsPara).

Artículo relacionado

El Grammy ha ido al hospital Rey Juan Carlos y, una de sus destinatarias, la enfermera Andrea Gómez, de la UVI, por mediación de la ayuda de otro sanitario: el doctor Carlos Ferrigni. La enfermera quiso llevárselo a uno de sus pacientes para alegrarle el día y animarle durante su estancia en el centro mientras luchaba contra el coronavirus. "Por todos vosotros, para que sigáis luchando", ha sido el mensaje que ha querido transmitir.

Artículo relacionado

Niña Pastori ha grabado un vídeo para que les llegue a todos los que están en el hospital y pasan por momentos duros: "Quería darte la enhorabuena, ha sido increíblemente tu labor. Espero que lo disfrutes y te de mucha fuerza para seguir luchando".

La hija del paciente que pudo tener en sus manos el Grammy quiso dar las gracias a los que habían hecho posible la iniciativa con un cariños mensaje en Twitter: "Gracias por darle una alegría a mi padre y cuidarle tanto y salvarle la vida. Eternamente agradecida".