La aplicación Google Maps es una de las herramientas más útiles a la hora de moverse de un punto a otro, con eficiencia y rapidez. Ahora, ha incorporado también nuevos dispositivos que aumentan la seguridad a la hora de desplazamientos durante la pandemia. ¿Cómo? Informando en tiempo real sobre posibles aglomeraciones de gente y, por tanto, posibles puntos de riesgo de contagio.

Gracias a Google Maps, es posible saber si un trayecto, por ejemplo, presenta mucha congestión. La multinacional estadounidense lleva tiempo introduciendo esta información con la afluencia, pero ahora resulta mucho más visible: basta ojear sus mapas para saber si una línea de transporte va o no llena.

Artículo relacionado

Además de esta información tan valiosa, la app muestra ahora las alertas sanitarias que comparten los medios de transporte. Si una línea por la que vas a viajar presenta alguna de esas alertas, te aparecerá un icono de advertencia en el trayecto; con la opción de ampliar los datos si pulsas en ella.

Asimismo, Google Maps ha comenzado a ofrecer los datos de posibles aglomeraciones a las estaciones con la previsión para cada día de la semana. De esta forma, puedes planificar de manera precisa la mejor hora para desplazarte garantizando así el máximo de distancia de seguridad.

Artículo relacionado

Estos avisos permitirán a los usuarios saber también cómo de abarrotada está una estación de tren en un momento determinado, o qué autobuses y servicios públicos tienen límite de horario.

Las nuevas opciones también incluirán indicaciones sobre los puntos de control del COVID-19, así como las restricciones que existen para cruzar las fronteras entre diferentes países. Otra de las novedades es que facilitará información adicional sobre cómo llegar a un centro en que se hagan los tests, y si es necesario acudir con cita previa.

Metro