Savannah es una adolescente de 13 años estadounidense con una mascota muy especial, el gallo Frog. Según cuenta su madre, Holly Burns, en su cuenta de Facebook, le pusieron ese nombre porque en lugar de caminar va dando saltitos, como si fuera una rana. El gallo lleva un año viviendo con la familia y desde entonces, Frog y Savannah son inseparables, pasan juntos todo el tiempo que la niña está en casa. Lo más curioso de esta macota es que cada día va a buscar a la niña a la misma hora a la parada del autobús. Parece ser incluso que si la adolescente tarda mucho en bajar del autobús, Frog se impacienta y trata de subir al vehículo. El conductor del autobús ya conoce a la cariñosa mascota y espera siempre a que el animal llegue a la parada para reanudar su ruta. Holly cree que el gallo no sabe que es un gallo; desde luego, para ellos, es un miembro más de la familia.

Frog y su ama Savannah
Instagram


A Savannah le encantan los animales, pero la relación que mantiene con Frog es especial. Si quieres saber más sobre la vida de este sensacional animal, visita su cuenta en Instagram, donde aparece haciendo las situaciones más variopintas, al volante de un coche o en compañía de Savannah mientras esta lee un libro.

El gallo Frog
Instagram