A los 49 años

Fallece Annabelle Neilson, musa de Alexander McQueen y mejor amiga de Kate Moss

Aristócrata y modelo en los años 90, Neilson fue la última persona en ver con vida al diseñador Alexander McQueen

Kate Moss
1 / 8

1 / 8

3.Annabelle Neilson. A los 49 años

2 / 8

2-Annabelle Neilson. Amiga de Kate Moss y Alexander McQueen

3 / 8

Annabelle Neilson. La boda de su ex

4 / 8

1.Annabelle Neilson. Una vida difícil

5 / 8

Annabelle Neilson. Su alma gemela

6 / 8

4.Annabelle Neilson. ¿Problemas de salud mental?

7 / 8

Kate Moss y Annabelle Neilson. El último adiós

Más Sobre...

Muertes y fallecimientos de famosos Modelos Diseñadores famosos Aristocracia

17 de julio de 2018, 18:05 | Actualizado a

La aristócrata británica Annabelle Neilson ha sido hallada muerta a los 49 años en su domicilio de Chelsea, en Londres. Neilson era toda una celebridad en Gran Bretaña. Hija de una marquesa y nieta de una prima segunda de la reina madre, era la mejor amiga de Alexander McQueen y de Kate Moss. El cuerpo de la fallecida fue encontrado el pasado lunes por la tarde, pero según ha apuntado la policía, llevaba varios días muerta.

Conocida por su etapa como modelo en los años 90, Neilson había sido vista por última vez en la boda de su exnovio Lord Edward Spencer-Churchill, junto a su gran amiga Moss y otras celebrities de renombre, como la modelo Poppy Delevingne y la diseñadora Alice Temperley.

Relacionado con esta noticia

Spencer-Churchill no fue la única pareja destacada de la exmodelo. Entre 1994 y 1993 la aristócrata estuvo casada con el banquero Nat Rothschild, miembro de la dinastía judioalemana del mismo apellido convertida en uno de los linajes banqueros y financieros más importantes del mundo.

Según apunta el Daily Mail, a los 16 años Neilson, que se encontraba en un año sabático en Australia, fue atacada brutalmente durante dos horas por un asesino que le golpeó la cara hasta desfigurarla. El gran trauma que supuso la experiencia, que la hizo pasar por varias cirugías, la llevó a una adicción a la heroína, de la que acabó recuperándose.

En 2010 su vida daba un vuelco al fallecer Alexander McQueen, a quién conocía desde los 22 y al que definía como “hermano, amigo y alma gemela”. Al poco de conocerse, la aristócrata se convirtió en la musa del diseñador y había desfilado en varias de sus colecciones. Precisamente fue ella la última persona en ver a McQueen con vida.

Durante estos últimos años, la fallecida se había dedicado a la escritura infantil. Ahora los investigadores han descartado la muerte como “sospechosa” y los medios británicos apuntan que varios amigos han afirmado que Annabelle había estado luchando contra problemas de salud mental, así como que anhelaba ser conocida por algo más que por su amistad con los famosos y que nunca había superado la muerte de su mejor amigo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?