La relación de Jeremy Meeks, conocido como el expreso más guapo del mundo y de Chloe Green, la heredera del imperio Topshop, va a ritmo de vértigo. Hace apenas un año, se conocían en el Festival de Cannes y su relación se hacía publica en julio de 2017, tras salir a la luz unas imágenes de la pareja besándose en la cubierta de un yate navegando en aguas turcas. Por aquel entonces, Meeks seguía casado con su primera esposa y presumía de una vida feliz en familia.

Desde entonces la pareja ha sido inseparable y no ha dudado en compartir románticas instantáneas a través de sus redes sociales. Ahora, tras varios meses de rumores de embarazo y boda, estos primeros se han confirmado: la pareja acaba dar la bienvenida al mundo a su primer hijo en común, al que han presentado a través de las redes sociales.

Artículo relacionado

Así lo anunciaban ellos mismos en sus perfiles personales de Instagram, a través de una foto en la que se ve las manos y el cuerpecito del pequeño: “Nos complace anunciar el nacimiento de nuestro hermoso bebé Jayden Meeks-Green. Nacido el 29 de mayo de 2018. Tanto la mamá como el bebé están bien. Pedimos amablemente que se respete nuestra privacidad, por favor. Mucho amor, Chloe y Jeremy”.

Y es que a pesar de todo lo que se había dicho hasta ahora, tanto Green como Meeks se habían mostrado reacios en mostrar públicamente este embarazo e incluso en algunas fotos de ella se aprecia como precisamente se tapa la barriguita para disimular. Era a finales de mayo cuando unas fotos en bikini en el yate de su padre confirmaban que estaba embarazada y que le quedaba nada para el gran momento.

Precisamente entonces una fuente cercana del diario The Sun aseguraba que la heredera quería dar a luz a bordo del yate, así como que la pareja planeaba pasar los seis primeros meses de vida del pequeño allí. "Chloe siempre ha soñado con dar a luz en el mar, se siente cómoda allí”, afirmaba. "Ella quiere estar a solas con su familia y lejos de las miradas indiscretas mientras se adapta a la maternidad, y piensa que estar en el yate es la mejor opción (…) Jeremy está de acuerdo con todo, solo quiere que Chloe sea feliz”.