Un estudio liderado por el catedrático de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Fernando López, y realizado en colaboración con investigadores de Canadá y Brasil, ha determinado que factores climatológicos –como la temperatura y la humedad– son determinantes para la propagación del coronavirus.

Este trabajo, publicado en la revista 'Geographical Analysis', también confirma otro datos ya apuntados en anteriores estudios, en concreto, cómo ha disminuido la incidencia del virus en una provincia cuando se reduce en los territorios colindantes.

Artículo relacionado

Entre los factores analizados, los investigadores se han detenido en la influencia de las horas de sol diarias y la incidencia del virus durante estos 30 días. Contrario a lo que se esperaba en un principio, el estudio encuentra una relación positiva entre estos dos factores, y se puede llegar a la conclusión de quesería más fácil mantener el confinamiento en aquellas provincias con menores horas de sol diarias.

Otra evidencia que han destacado es que la mayoría de las provincias limítrofes con el mar, así como las más cálidas, han sido las que han tenido menor incidencia de coronavirus durante el período estudiado. Y avalan la teoría de que la difusión del virus es menor con elevadas temperaturas y humedad, según el profesor que ha dirigido el estudio.

Artículo relacionado

Con el objetivo de establecer unos patrones y criterior, los investigadores han incluido otras variables sociodemográficas como la renta per cápita. Y es que en las provincias más ricas hay mayor grado de incidencia. "Son las que reciben más tránsito de individuos", explica al respecto Fernando López.

Otro dato importante es que las provincias con mayor porcentaje de personas mayores, han mostrado menor incidencia. Los autores explican este hecho debido a que, en general, las personas de mayor edad son las que mantienen una menor interacción social.

Playas