¿Cuántas veces hemos escuchado eso de que “la realidad supera la ficción”? Seguramente millones de veces y aún así, no dejamos de sorprendernos con historias como la de esta 'cebra' que ahora se ha vuelto famosa en el mundo entero por su particularidad.

Todo empezaba cuando un estudiante llamado Mahmoud Sarhan visitaba un zoo en El Cairo. Tras dar una vuelta por el recinto, el joven descubría que algo raro pasaba con las cebras. Al acercarse, como si de una escena de animación se tratara, Sarhan se daba cuenta de que lo que tenía delante no era el mítico animal de rayas blancas y negras.... ¡Era un burro!

Y es que tal y como se aprecia en la foto que el joven no tardó en sacarse con el animal, en la piel de este se ve claramente el engaño, que lleva la pintura esparcida como si de rímel corrido bajo la lluvia se tratara. Tal y como explicaba posteriormente el joven a eXtra news, el clima caluroso del lugar habría sido el culpable de estropear el disfraz del équido, dejando al descubierto la suplantación de identidad.

Como suele pasar en la era de las redes sociales, el joven no tardó en compartir su descubrimiento en su perfil de Facebook y la surrealista imagen publicada el pasado 21 de julio, acumula miles de reacciones y comentarios. En esta, Mahmoud define como “estúpido” haberle hecho esto al animal y ahora son varios los medios locales e internacionales que se han hecho eco de la historia.

"Es muy ridículo, pero divertido 😂 😂 Miremos la parte llena del vaso, es muy divertido, lastima que nos reímos del pobre burro, que no tiene nada que ver con el disfraz, tendrían que comercializarlo y venderlo como suvenir", son algunos de los comentarios que pueden leerse en la publicación.

Aunque por muy divertido que resulte, hay que tener en cuenta que la pintura podría dañar seriamente la salud del animal. Por lo que respeta a sus responsables, parece que por el momento no se han manifestado sobre la polémica.