Los hay caraduras

Engañada y estafada por su novio virtual

Finge ser empleado de Inditex y sufrir una forma rara de epilepsia para sacarle el mayor dinero posible a su víctima

Juicio al estafador Anxo
Getty

7 de febrero de 2018, 13:22 | Actualizado a

Anxo, cuyo nombre en realidad responde a las siglas A.D.L., se registró en la red social Badoo en 2013. Subió dos fotos a su perfil, donde se describió como un hombre de 26 años que vivía en Arteixo y trabajaba para Inditex. S.G.R. se sintió atraída por él e inició una relación, de amistad primero y luego sentimental. Nunca llegaron a verse en persona, solo por medios telemáticos y telefónicos.

Una vez obtenida su confianza, el joven empezó a urdir una red de mentiras para sacarle la mayor cantidad de dinero a su novia virtual. Le contó que era huérfano, que sus padres habían muerto en un accidente de tráfico y que había heredado una gran fortuna. Que tenía doble nacionalidad, española y estadounidense. Añadió a su historial una extraña forma de epilepsia que le hacía precisar una medicación muy costosa que le enviaban desde Estados Unidos cada mes, por la que pagaba 6.000 euros e iba a recoger en persona a la embajada de ese país en la capital. Al mes de haberla conocido, Anxo la llamó por teléfono para decirle que, de camino a Madrid para recoger las medicinas, había tenido un accidente y que, al pedirle la documentación, se había dado cuenta de que se había dejado la cartera en casa con los 6.000 euros. Le pidió a su novia que le prestase dinero para el tratamiento y para reparar el coche, prometiéndole que se lo devolvería en cuanto llegara a casa. Ella le ingresó 13.000 euros. Era el primero de los muchos sablazos de los que la mujer sería víctima.

Al cabo de unos días, tras haber desparecido en la red, se hace pasar por un compañero de trabajo de Inditex y le comunica a la mujer que Anxo, su novio, ha sufrido un ataque de epilepsia en la empresa y que está ingresado. Le explica que va a ser intervenido quirúrgicamente para que se le implante un electrodo cerebral. Así logra que la mujer le haga otro ingreso de 5.000 euros. Tras la “intervención”, no tiene más remedio que regresar a Galicia en un helicóptero medicalizado. Después de recibir otro ingreso bancario le pide a su víctima que le pague la factura que Hacienda le reclama por los derechos de la herencia. Y así, hasta engrosar una deuda de 53.081,20 euros.

Llegó un momento en que la mujer se dio cuenta de que estaba siendo estafada por alguien a quien ni siquiera conocía y presentó una denuncia. El hombre, al enterarse, le envió un último mensaje de voz: “Te lo juro, te vas a arrepentir, te voy a arruinar la vida”. Es una de las pruebas documentales de la fiscalía para pedir su ingreso en prisión. El hombre, además de devolver el dinero estafado, se enfrenta a cuatro años de cárcel y a compensar a la demandante con una indemnización de 10.000 euros por daños psíquicos. El juicio estaba previsto para hoy en la Audiencia de Pontevedra, pero ha quedado suspendido por la huelga de los trabajadores de la Administración de Justicia en Galicia.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?