La tecnología y las aplicaciones de mensajería y vídeollamadas se ha convertido durante la cuarentena por el coronavirus en la ventana para seguir manteniendo el contacto. Skype, WhatsApp, Zoom... todo vale para charlar un rato con las personas a las que más se echa de menos. Como no, en los hospitales se está haciendo un uso intensivo de todas estas herramientas para que los ingresados puedan tener un momento tregua en su lucha por superar sus dolencias.

Artículo relacionado

Para muchos matrimonios de ancianos están siendo momentos difíciles debido a la separación forzosa. Lo que nadie ha conseguido en décadas, lo ha dinamitado en cuestión de semanas el COVID-19. No en vano, la pandemia ha dibujado miles de casos dramáticos en este grupo de la sociedad tan indefenso frente al virus. Porque ya es preocupante luchar contra esta terrible infección que, además, tener que hacerlo aislado y separado de quien más quieres durante, en muchos casos, semanas.

Aunque siempre hay ángeles de la guarda, como dos enfermeras del Hospital El Pilar de Barcelona, que hicieron posible que Fidel, ingresado por coronavirus, pudiera hablar durante unos minutos con su esposa, Antonia. Tras varios días sin verse ni comunicarse, Fidel lloraba emocionado desde su cama porque podía expresar a Antonia lo más bonito que lleva dentro: su amor. Por medio de una tablet que sujetaban las propias enfermeras, el contacto fue real, y además, muy emocionante.

Artículo relacionado

Y es que Fidel, al ver la imagen de Antonia, no pudo evitar romperse y dar rienda suelta a sus sentimientos: “Antonia... ¡Antonia por favor! ¡Que te quiero mucho! ¡Que te quiero Antonia! ¡Te quiero más que a mi vida! ¡Y mi vida no tiene ninguna importancia! ¡Pero tú sí la tienes¡”. Un hermoso vídeo que Estimula Adultos ha compartido en las redes sociales y que se ha vuelto viral en cuestión de horas. Numerosos famosos como Fernando Tejero o Bibiana Fernández han compartido la ternura y emoción que les ha producido contemplar cómo Fidel y Antonia demuestran una vez más que el corazón es el músculo que mueve el mundo.