MUY AFECTADOS

El duro testimonio de los padres de Gabriel un año después de su asesinato

"Lo que más me duele es saber que todo ha terminado para un niño de ocho años porque a una persona le dio la gana", ha dicho el padre de Gabriel.

Actualizado a

1 /8

1 / 8

2 / 8

3 / 8

4 / 8

5 / 8

6 / 8

7 / 8

Este miércoles se cumplía un año de la desaparición del pequeño Gabriel, que tuvo el peor de los desenlaces. Después de 12 días aparecía su cuerpo sin vida del menor de ocho años y todo el país quedaba consternado. La que era pareja del padre de Gabriel, Ana Julia Quezada, era detenida y confesaba que ella había matado al niño.

Relacionado con esta noticia

Ángel Cruz y Patricia Ramírez, padres del pequeño Gabriel, ofrecían este miércoles una rueda de prensa. “Buscamos una sentencia justa que nos lleve a que esta mujer nunca haga más daño a nadie”, contaba el padre del niño para quien la pérdida ha sido muy dura. "Lo que más me duele es saber que él no sigue creciendo, eso es lo más doloroso, que todo haya terminado para un niño de ocho años porque a una persona le dio la gana”, decía Ángel muy afectado.

El padre de Gabriel lamentaba haber sido pareja de la asesina confesa de su hijo: “Me crucé con una asesina psicópata en mi vida”. Ángel Cruz decía tener sentimientos de culpabilidad por haber tenido una relación Ana Julia Quezada. “No soy capaz de imaginar que alguien que me decía que me quería y en quien confiaba iba a asesinar a mi hijo esa mañana cuando yo me fui a trabajar”, expresaba el padre de Gabriel.

Retomar sus vidas es algo que está costando mucho a los padres del pequeño. “Intenté retomar mi vida profesional, relacionada con el ejercicio físico y la animación deportiva, pero tiene una repercusión pública tan grande que me ha sido imposible. No he podido volver y sigo de baja”, contaba Ana Patricia, madre de Gabriel.

Por su parte, Ángel explicaba que en su caso centrarse en el trabajo le había ayudado a sobrellevar la situación: “Me está sentando bien para evitar tantos pensamientos que me vienen sobre qué podía haber hecho yo por evitar esto. Necesitaba centrarme en mi trabajo para no martirizarme”. El padre de Gabriel hacía una dura confesión: “Algunas veces he pensado en el suicidio, pero sé que uno no se va cuando uno decide irse. Sé que me toca, por él, vivir la vida de una forma digna y que él este orgulloso de su padre. Además, todos los que nos han apoyado merecen nuestra fuerza”.

Ángel contaba que luchar por que se haga justicia por su hijo es lo que les mantiene fuertes. Los padres de Gabriel han dicho que van a pedir que dentro del caso del pequeño se incluya la muerte en extrañas circunstancias de la hija de la asesina confesa del niño: “Todo el historial de lo ocurrido en Burgos, haya prescrito o no, tiene mucho que ver con el caso de nuestro hijo”.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?