Tiene unas curvas de infarto, labios sensuales y una larga melena morena, todo muy a lo Kardashian. Sin embargo, ella no nació en el seno de una familia acomodada. Hace apenas dos años, Erin Budina se mudó a Londres con poco más de 100 euros en el bolsillo y con aspiraciones a encontrar una vida mejor. Poco imaginaba que en dos años, sería millonaria.

La joven galesa se ha hecho famosa en las redes sociales gracias a sus fotos sugerentes y sobretodo a su gran parecido con Kim Kardashian. Como suele pasar en estos casos, las marcas empezaron a llamarla para que mostrara sus productos y ese fue su trampolín hacia la fama. Ahora, a los 24 años, formará parte de la serie sobre jóvenes millonarios 'Young, Welsh and Pretty Minted', de la BBC y Erin ha pasado de dormir en su coche en varias ocasiones a tener una vida de ensueño.

Artículo relacionado

Con casi 320.000 followers, puede llegar a ganar alrededor de 900 euros por foto. Hace poco tiempo, con los ahorros de los últimos años se sometió a una intervención de 10.000 libras para aumentar sus glúteos. Con ello, su parecido con Kim Kardashian también aumentó de forma alarmante. Además también fundó su propia empresa de pestañas postizas: 'So Lash'.

Tal y como ha explicado en los medios británicos, su físico es lo más importante. “Es evidente que debo verme bien. Si no me veo guapa no voy a ganar dinero”, explicaba. Aunque muchas veces se siente presionada por ello y siente que todo lo que hace no es suficiente.

Entre sus aspiraciones actuales se encuentran, casarse con un rapero sexy, muy a lo Kim Kardashian y Kanye West. Además, asegura que si cuando tenga 30 años no tiene 10 millones de libras, va enfadarse y sentirse decepcionada. “Me veo conduciendo un Lamborghini rosado, luciendo un Rolex y cubierta de joyas, bolsos de diseño y paseando en un yate”. Con esta nueva serie, parece ser que su fama pronto irá en aumento.