Esta semana el salón de belleza Sarenity Hair and Beauty del condado de Durham, Reino Unido, se hacía famoso en las redes sociales después de compartir la curiosa manicura que había hecho a una de sus clientas. En una de las uñas de la mujer, se apreciaba la ecografía del bebé que está esperando. La idea encantaba a las seguidoras de la página de Facebook del salón y compartían la publicación entusiasmadas.

Tal ha sido la repercusión, que ahora el salón de belleza no da abasto y tienen listas de espera para hacerse la popular manicura. Las peticiones son tantas, que ha tenido que buscar alternativas, ofreciendo a sus clientas una solución exprés, en la que se puede poner la imagen de forma más rápida. Si aún así las clientas quieren las uñas como en la foto, tienen que esperar un mínimo de dos semanas para poder hacérselas.

Artículo relacionado

La propietaria del salón de belleza, Sarah Clarke, ha explicado a los medios británicos que no esperaban para nada esta repercusión y que está muy sorprendida, así como que muchas de las clientas que quieren hacerse este tipo de manicura han perdido a sus bebés durante el embarazo y quieren mantener el recuerdo.

La idea surgió hace cuatro meses, cuando la mujer a la que le hizo las populares uñas se encontraba en la segunda mitad de gestación y Sarah quería probar algo nuevo. Y es que aunque ella ha sido de las primeras en pintar la ecografía con esta técnica, ya hace un tiempo que algunas mamás de Internet han tenido la misma idea, pero en este caso pegando la imagen en la uña, y no dibujándola.

Ahora ha dado el pistoletazo de salida a una nueva tendencia y asegura que ha recibido mensajes de todo el mundo preguntándole por la manicura: “Acabo de recibir un mensaje de un periodista en Indonesia y los estadounidenses se están volviendo locos”. ¿Llegará esta moda a nuestro país?