Operación Reaparecer

Detenido Míster Universo en una operación contra el tráfico de anabolizantes

Manuel Manchado se gastaba 1.000 euros para pincharse esteroides

Míster Universo

Actualizado a

Era el pasado martes cuando la Polícia Nacional intervenía cinco millones de dosis de anabolizantes producidos en tres laboratorios clandestinos de Madrid y Valencia y valoradas en unos cincuenta millones de euros. Los anabolizantes, eran vendidos a gimnasios y, en su defecto, a deportistas, sobretodo a fisioculturistas. Sin embargo, también se encontraron numerosas drogas, como LSD, ketamina o speed.

La llamada Operación Reaparecer, iniciaba hace un año con el fin de seguir la pista a la venta sin control médico de 62 sustancias distintas para incrementar el tono muscular. La operación, en la que la Policía ha colaborado con la Europol, se saldaba con la detención de 29 personas, de entre las que tenía un papel esencial Manuel Manchado, “Míster Universo” en el año 2003.

Relacionado con esta noticia

Machado regentaba su propio gimnasio en Leganés, Madrid y era allí donde ofrecía los anabolizantes a los deportistas. Como es evidente, su imagen era lo mejor que tenía para el negocio, que era una gran arma para vender.

Pero dichas sustancias viajaron más allá de las puertas del gimnasio. Estas se distribuían en países como Holanda, Portugal, Polonia y Marruecos. Sin embargo, la materia prima era comprada en China, que llegaba a España como supuestos paquetes de otro contenido, como hormona del crecimiento.

Machado ya había sido condenado en 2008 por tráfico de anabolizantes por la Audiencia Nacional en el marco de la Operación Mazas de la Guardia Civil, pero no llegó a ingresar en prisión. Cuatro años antes se habían incautado medio millón de dosis de productos ilegales. “Si gastaba 1.000 euros al mes en las sustancias que se metía él, al traficar con ellas se las pagaban los demás. Esto es algo típico en ese mundo, el menudeo para mantenerse porque acaba siendo una afición peligrosísima y muy cara”, explicaban los investigadores.

Ahora Machado formaba parte de la organización que gestionaba los laboratorios madrileños de El Escorial y Móstoles. Sus productos eran totalmente sofisticados y cada detalle contaba a la hora de vender contando incluso con marca propia: “Spartam”.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?